Internet: Neutralidad en peligro

por Alberto Mordojovich (*)

Las principales compañías telefónicas de EEUU han anunciado planes para cobrar a los portales y empresas de software de internet por el transporte de sus contenidos y aplicaciones cuando el destinatario sea un cliente de ellas en banda ancha. A cambio de esa nueva tarifa, las telefónicas darían a estas empresas “derechos preferentes” de velocidad de acceso a sus redes. Así, quienes deseen dar un buen servicio a los clientes atendidos por estas compañías tendrían que pagar extra por usar esta vía expedita dentro de la misma internet. Afortunadamente, Google y otros han anunciado que no pagarán estas tarifas y no serán víctimas de la política de ciber-extorsión que pretenden las telefonicas de ese pais. Ojala y el resto siga el mismo camino.

En la internet los datos viajan en paquetes, tal como las cartas en el correo, llevan la dirección de origen y destino en cada uno de ellos. Los nodos intermedios, a través de equipos de conmutación, leen estas direcciones y “enrutan” los paquetes en la dirección optima que les permite llegar a su destino en el menor tiempo posible. Cuando existe congestión en un enlace o en un nodo, los paquetes esperan su turno para ser transmitidos o buscan rutas mas despejadas. La oferta de las telefónicas equivaldría a marcar los paquetes de quienes paguen por ello para obtener un trato preferente del resto, violando el principio de neutralidad que ha regido hasta hoy en internet, el que se puede resumir diciendo que la red trata a todos los paquetes por igual, democráticamente.

Si el mercado acepta la propuesta de las telefónicas que controlan el acceso final a los clientes, se crearía el incentivo para estas de dejar a la internet sin nuevas inversiones y, peor aún, equivaldría a tener una red vial con caminos de tierra, lenta y congestionada, y otra red de supercarreteras de alta velocidad siempre expedita. Sin embargo, quien decide por qué red circularían los datos no es el consumidor, sino las telefónicas. Es fácil imaginar el riesgo que esta practica tarifaría impondría al libre al libre desarrollo de internet, a la libertad de la información y al ejercicio de los derechos civiles.

Internet a sido una fuente de creatividad, innovación, y el instrumento principal del progreso económico de la ultima década. El principio de neutralidad no es ajeno a estos resultados, ya que ha permitido el florecimiento y desarrollo de nuevas empresas basadas en ideas que han beneficiado a millones de personas. La mayoría de estas empresas partieron sin grandes capitales y demostraron que internet paga rápido a los empresarios que hicieron posible la llegada de estos beneficios a sus usuarios.

En nuestro país, la telefónica dominante tampoco respeta el principio de neutralidad de internet. En efecto, Telefonica CTC Chile, al bloquear las aplicaciones de internet que compiten con los servicios que esta compañía provee por otras redes, ya sean de voz o datos, transgrede el principio de neutralidad y castiga a sus clientes a un acceso parcial a internet, y pero aun, sin informárselos. Hoy CTC bloquea, entre otros, los paquetes telefonía, pero mañana podría ser cualquier otra aplicación como la televisión, la mensajería instantánea, la telemedicina, la educación a distancia, o cualquier otro en la que tenga interés económico. Internet puede seguir aportando al mundo con mayores grados de libertad y democracia, pero descuida, puede llegar a ser una gran pesadilla orwelliana.

Resulta insólito y frustrante comprobar que éstas y otras conductas de esta compañía en la internet chilena cuenten con el silencio cómplice del gobierno. La actual política de dejar hacer y dejar pasar de la Secretaría de Telecomunicaciones ha significado ceder el liderazgo que Chile tuvo a nivel mundial en el sector. El país ha perdido una oportunidad de oro para incorporarse a la Sociedad de la Información, tal como lo prometio el Presidente Lagos en su discurso inaugural. Promesa que hoy vemos incumplida, a pesar de tener todo para lograrlo. El gobierno de Michelle Bachelet tiene una nueva oportunidad de corregir el rumbo y recuperar el tiempo perdido por el bien del país.

(*) Gerente General Magenta y RedVoiss, Para el espacio de Ideas&Debates de el periódico chileno La Tercera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *